sandalias verano 2021

Sandalias verano 2021

Las sandalias de moda son de madera

Esta nueva temporada 2021 comienza con una primavera lluviosa, pero esperanzadora, ya que sabemos que el verano asoma detrás de ella. Y también sabemos que los zapatos que ya se están lanzando son sorprendentes. Por eso, hoy queremos hablar de las sandalias verano 2021.

En primer lugar, antes de explicaros nuestras novedades, queremos hablarte sobre los zapatos más top de la temporada: los mules.

Como ya hemos escrito en artículos anteriores de nuestro blog, mules es todo calzado destalonado. Aunque podemos encontrarlos con punta cerrada o abierta. ¿Y por qué refrescamos la memoria sobre este concepto? Porque este verano son lo más entre las novedades en sandalias. 

Mules de colores pastel y nude, con tacón o planos, trenzados o con detalles de materiales naturales, con punta cerrada y redonda, o aquellos más toscos con plataformas. Todos perfectos y combinables, además de elegantes.

Sandalias de madera verano 2021

Sin embargo, más allá de los mules que vemos en todas las tiendas, nuestra marca, Claire Charlotte, quiere ofrecerte unas sandalias mules de madera y piel. Un diseño único que se une a la tendencia actual y que lanza novedades de edición limitada.

Nuestras sandalias de madera verano 2021 llegan con colores pastel como el azul, el rosa y el champagne, en los modelos Azalea y Anna Estrella. Además, el marrón cuero en los modelos Anais y Andrea, y el rojo en el Abril. Nos unimos a los pantones y te ofrecemos más color para esta primavera/ verano.

Así, además del negro y el blanco que combina con todo, el cuero marrón y otros olores también son un básico que a muchas nos encanta.

Por otro lado, debemos destacar el uso de la madera natural de pino en nuestros diseños, y en diversas tonalidades. Madera que este 2021 ha dado el salto a la fabricación de calzado en colecciones de grandes firmas de moda. Aunque la nuestra es la referente en el mercado con una línea totalmente volcada en el uso de la madera como material principal.

¿Con qué modelo de sandalias de verano te quedas?

sandalias-con-suela-de-madera

Sandalias con suela de madera sostenible

Entre 1938 y 1940, las jóvenes newyorkinas comenzaron a comprar zuecos de madera importados desde lugares como Finlandia, Suecia y Holanda. Desde este momento ya comenzaba la larga vida de las sandalias con suela de madera, puesto que nacieron de los primeros zuecos.

Asimismo, conforme avanzaban los años 40, con la escasez de piel para la fabricación de calzado, la madera fue el material más deseado por el sector de la moda. Y no sólo por su estética, sino por la comodidad y la experiencia que suponía andar sobre la madera. 

Otra curiosidad es que los primeros zapatos de madera se crearon con neumáticos en las suelas, para evitar el ruido al caminar y amortiguar las pisadas. Una tendencia que llegó con fuerza y que crecía en paralelo a la de Japón, país en el que ya utilizaban “Getas”. Un calzado compuesto por una tabla de madera, dos dientes, y que con forma de chancla.

La madera en la fabricación del calzado

Una vez nos introducimos en los orígenes de la madera, no sólo los zuecos tradicionales han sido protagonistas de la elaboración con madera, sino multitud de modelos actuales como sandalias, mules, cuñas o plataformas.

Actualmente, en el sector del calzado, aparecen variedad de marcas potentes que apuestan por las suelas y diseños en madera (pino, haya…). Tanto en su color natural como tintada en colores, mezclando este material noble con piel, corcho, EVA, etc.

sandalias de madera sostenible

La sandalias con suela de madera Claire Charlotte

Nuestra marca, aunque acaba de despegar en el mercado, tiene sus orígenes en la fabricación de plantas para marcas internacionales. Suelas que se introducen en cada diseño con madera sostenible, que se adaptan a las creaciones de las sandalias más modernas y en auge.

Tras 20 años de experiencia en el sector, hoy apostamos por renovar un clásico inspirado en el zueco tradicional, moldeándolo hasta lograr modelos de alta calidad, y con el concepto del lujo en su acabado.

sandalias con suela de madera sostenible

El futuro de las suelas y el calzado

Asimismo, la evolución de la producción del calzado nos ha adentrado en el sector de los materiales ecológicos. Encontramos materiales provenientes de la piña, fibras de coco, setas, bambú, cáñamo, algodón orgánico, entre otros. Son ya muchas las marcas que nacen con el concepto sostenible y ecológico de su producción.

sandalias con suela de madera negras

origen-de-los-zapatos-de-madera

El origen de los zuecos de madera

En este artículo realizamos un viaje a través de la aparición del zapato, para así concluir en el origen de los zuecos de madera.

La palabra zueco proviene del latín “soccus”: calzado que llevaban los cómicos en el teatro romano.

El origen del zapato

Podríamos afirmar que el nacimiento del calzado comenzó con la aparición de la sandalia.

Puesto que en el antiguo Egipto aparecieron las primeras. Se fabricaban con paja trenzada o láminas de hoja de palmera.

Era de uso exclusivo para hombres, masculino, del que estaban apartadas las mujeres y los esclavos.

Además, su uso era ceremonial, ya que la tendencia de andar descalzo perduró durante muchos siglos en la historia.

Más adelante, las sandalias dejaron de ser consideradas un artículo de lujo en Mesopotamia, donde fue el calzado por antonomasia.

Ya no eran un símbolo de riqueza y separación entre niveles económicos.

Hay que destacar que la moda deja a un lado la utilidad, anteponiendo siempre el diseño y los adornos. Aunque en muchos casos, calidad, comodidad y creatividad se unen.

La evolución de los zapatos

En la antigua Grecia, Homero en sus obras, describe a los héroes calzando lujosas sandalias.

Un poco más adelante, el historiador y geógrafo griego Pausanias, aseguraba que sólo los dioses deben calzar sandalias doradas.

Mientras tanto, en la antigua Persia, se imponía el calzado flexible, las Persikai, calzado cómodo para mujeres y ancianos.

Sin embargo, algunos diseños de zapatos fueron considerados casi un elemento de tortura. A Confucio, pensador chino, se lo ocurrió decir hace 25 siglos que la mujer debía imitar al andar el ondear flexible del sauce.

Con este fin, en la antigua China, se les impuso a las mujeres, la reducción del tamaño del pie hasta un tercio de su desarrollo natural para conseguir lo que ellas llaman la flor de loto, ideal de sensualidad y elegancia.

Asimismo, los ciudadanos del imperio romano, llevaban sandalias en casa. Simples suelas de cuero unidas al pie mediante correas y sujetas con lazos.

En la Roma clásica, el zapato rojo en la mujer era propio de las cortesanas. Hasta que el emperador Arrellano decidió llevarlos para él de forma exclusiva. De ahí que los papas calzaran babuchas coloradas después.

Del siglo VII al X, el calzado occidental se transformó

La elegancia de los zapatos de Carlomagno, lanzaron a la sociedad de la edad media los zapatos de punta cueca. Poco prácticos y exagerados.

En España, por el contrario, a finales de la Edad Media, aparecieron los “chapines”. Tendencia que llegó después a Italia. Calzado de plataforma de madera ligera, forrados de tisú y cuero.

Para caminar sobre este zapato femenino, se requería el apoyo de un galán o de una sirvienta. Las caídas eran peligrosas, y ya habían un gran número de mujeres tullidas por caer de lo alto de sus chapines. Muchos de ellos alcanzaban los veinte centímetros de altura.

En ocasiones, el zapato sólo traía problemas. Estrenarlos suponía una tortura, en una época en la que no existía la idea de zapato a medida.

Los criados eran los encargados de llevar los zapatos nuevos durante una temporada para que tomaran la forma del pie.

El primer paso hacia el origen de los zuecos

Por otro lado, los Hititas empezaron a clavetear por primera vez las suelas de las botas gruesas con tachuelas de hierro. También inventaron el tacón, en un principio con la utilidad de fijar el pie del jinete en los estribos.

Además, este tipo de tacón ayudaba a caminar en zonas de barro. Es entonces cuando aparecieron los zuecos. Y se introdujeron las plantas de corcho, cuero y madera como sujeción al suelo.

El origen de los zuecos de madera

Los zuecos nacen en los tiempos agrícolas en las regiones más húmedas de Europa. Un calzado típico en lugares como Suecia, Holanda, Inglaterra, Galicia, Asturias o Cantabria, en nuestro país.

Se caracterizan por ser de una sola pieza de madera, cuya naturaleza depende del país de origen, y también por dejar el talón al descubierto.

Asimismo, se considera un zapato por excelencia en ambientes clínicos, su comodidad y el bienestar que proporcionan al pie son ampliamente reconocidos. Ya que se adaptan perfectamente a largas jornadas laborales de pie.

Sin embargo, no sólo han triunfado en el ambiente laboral, sino también en la vida diaria.

El zueco ha sufrido múltiples adaptaciones para hacer de él un objeto de diario. Especialmente agradecido para personas con problemas en sus pies, que de esa manera pueden lucir un zapato cómo y confortable.

Pero sin dejar atrás un diseño adaptado a los nuevos tiempos. Creaciones elegantes, sofisticadas y con alto nivel de glamour, tanto en verano, como en invierno con calcetines.

Así, las grandes firmas de la moda, tienen entre sus básicos unos zuecos tipo sandalia o mules. Y se pueden ver en las mejores pasarelas del mundo.

zapatos-de-madera-luxury

Zapatos de madera y fabricación

Los zapatos de madera se fabrican con una materia prima de poco impacto medioambiental. Tanto en la forma de explotación, en el trabajo o transformación, como en la obtención de los tablones para la fabricación.

Sin embargo, la madera no está considerada como un material ecológico en sí. Y es que entre sus características encontramos que es: renovable mediante procesos sostenibles de explotación, biodegradable convirtiéndose en productos fertilizantes, y reciclable, ya que es fácil convertirla en otro producto y reutilizarse.

Asimismo, si leemos los últimos estudios sobre deforestación, podemos observar el constante aumento de los niveles de CO2 en el planeta. Debido a la mala gestión de los procesos de explotación de la madera, los incendios y la construcción.

Ahora bien, como consecuencia de estos efectos negativos. Variedad de organizaciones ecologistas luchan por la explotación sostenible. Y así es como apareció el Consejo de Administración Forestal: Forest Stewardship Council (FSC). 

También, más adelante, se lanzó la Confederación de Propietarios Forestales Privados Europeos que se denominó PEFC. Así como varios certificados que confirmaban la fabricación con madera noble proveniente de procesos sostenibles.

El certificado PEFC 

El certificado PEFC verifica la procedencia de la madera que se utiliza para fabricar zapatos de madera, zuecos y sandalias en nuestro caso. 

Entre sus puntos claves, este sello certifica varias acciones por parte de las empresas que lo tienen:

  1. Evitan la deforestación con la conservación de los suelos.
  2. Se reducen los incendios, gracias a la protección de las zonas.
  3. Protección del medioambiente a largo plazo.
  4. Respeto y cuidado del planeta al consumir productos con este certificado.

Asimismo, como indicamos en el último punto, consumir productos fabricados de forma sostenible siempre es un plus. Estarás contribuyendo a frenar el aumento masivo de CO2 en nuestro planeta.

Entre la variedad de productos que encontramos en el mercado. Podemos elegir muchos en madera: packaging para nuestra empresa, recipientes para nuestro restaurante, perchas para la ropa, productos artesanales, decoración, entre muchos.

Claire Charlotte, la mejor marca de sandalias sostenible

En Claire Charlotte estamos concienciados con el medio ambiente. Siempre tratamos de elegir los materiales de mayor calidad, y aquellos que provienen de proveedores con certificados de sostenibilidad. Creemos que el amor por la madera parte de la conservación y replantación de los árboles. Sin dañar los bosques ni el ecosistema.

Por ello, la madera noble con la que trabajamos y creamos nuestros modelos de sandalias de madera, está elegida mediante un proceso minucioso. Nos encantan los detalles, desde la elección de los materiales, hasta la representación creativa de cada modelo.

Somos expertos en la madera, aplicada a las plantas o suelas de los zapatos. Conocemos la madera con la que trabajamos desde cerca: sus orígenes, la edad de los árboles, etc. Y certificamos que es de alta calidad.

El proceso de fabricación de nuestros zapatos de madera 

La fabricación de nuestros zapatos inspirados en los zuecos de madera, parte de la obtención de tablones de madera de pino nacional. Estos árboles se cortan y esperan 1 año en su lugar de origen. Porque la temperatura varía y la madera puede sufrir. 

Una vez pasado este tiempo, la madera ya puede viajar y llegar a cualquier punto geográfico para trabajar con ella. Estos tablones nobles, en nuestra fábrica son la materia prima para crear cada modelo Claire Charlotte.

Tras recibir la madera, comenzamos el proceso de fabricación:

  1. Diseño y patronismo: ajustan las medidas y formas deseadas.
  2. Perfilado.
  3. Contorneado.
  4. Lijado y concavado.
  5. Pintado.
  6. Pulido a la cera.

Una vez finalizada la madera, hasta el mínimo detalle, comenzamos con la piel y los adornos. Así como las tachuelas laterales, un símbolo del zueco tradicional que nos acompaña en toda la colección.